El regreso a clases puede ser estresante, pero forrar libretas no tiene que serlo. Nunca se debe olvidar la protección de libros y libretas. Muchas veces los libros se pueden vender a final del año académico. Además, es una manera de darle un toque divertido y único.

En este artículo te enseñaremos a cómo forrar los libros y libretas con papel de regalo de tu preferencia.

Paso #1

Escoge el papel que usarás para forrar. Échale un ojo a los papeles que te gustarían utilizar para forrar tus libros o libretas y escoge uno por artículo. El pedazo de papel debe ser más grande (de ancho) y unas 3 pulgadas más largas que el artículo que vayas a forrar.

Paso #2

Mide y corta el papel. Coloca el libro abierto sobre el papel para saber exactamente cuán grande debe ser el papel. La parte superior e inferior del papel debe tener alrededor de 1.5 pulgadas más que el artículo. El extremo izquierdo y el derecho deben tener alrededor de 3 pulgadas demás para cada lado. Marca las dimensiones con un lápiz. Luego, corta el papel para obtener el tamaño que necesitas.

Paso #3

Haz los dobleces necesarios. Cierra el libro y centralízalo en el papel que utilizarás. Con un lápiz, suavemente marca el extremo superior e inferior. El artículo siempre debe quedar dentro del papel. Dobla el papel hacia la marca del lápiz, repite el proceso en ambas partes restantes del papel. Luego, dobla el forro que se encuentra en el lado derecho e izquierdo. Pega con cinta adhesiva el papel al artículo para que no se salga de lugar.

Paso #4

Colócale papel plástico (contact paper) por encima. Luego de forrar el artículo con el papel, es recomendable forrarlo por encima con papel plástico para forrar (contact paper) Este ayudará a proteger el forro nuevo por mucho más tiempo. Para el papel plástico (contact paper), repite el mismo proceso del papel de forrar.